Se abrirá la página principal de la UPV/EHU en nueva ventana

Bosque de la Vida

¿Qué es el Bosque?

La UPV/EHU decidió convocar un concurso para la construcción, dentro del Campus de Leioa, de un espacio destinado a resguardar las cenizas de los donantes que llegan su cuerpo a la investigación científica.
 
El proyecto de Zade & Vilà Associats propuso la creación de un lugar que a diferencia de un edificio nunca esté cerrado (física, visual o conceptualmente), donde no existan caminos, ni puertas, ni orden, ni números, ni límites.. ese lugar es un Bosque.


El bosque es abierto al cambio, puede decirse que su materia es el cambio. Aquí no molestan ni los individuos, ni tampoco sus actos: una ofrenda floral es un elemento más que se suma al conjunto. Es también como un reloj natural, que puede registrar el paso del tiempo por su posición relativa del sol. Es un instrumento de sonidos, nos permite escuchar el viento, los trinos de las aves y los pasos que se aproximan.

El Bosque de la Vida se construye a partir de sus unidades, que son 20 árboles, cada uno conteniendo 16 urnas.

Estos árboles básicamente se componen de tres partes: el acorque, cubre la base de cimentación, y lleva marcado el número de árbol y sirve además como cuadrante orientativo.

El tronco, con una altura entre 14 y 18 metros, compuesto por dos planchas de acero corten de 4 y 6 mm. y un tubo de 350mm. Estos alcorques sustentan las copas y guardan en su interior los urnarios.

 

 

Mediante la Combinación de tres variables:

  • la altura: 14, 16 y 18 metros,
  • el punto de inflexión: a 1/3, 1/2 o 2/3 de la altura
  • el ángulo: 10º, 20º y 30º,

consigue la variedad de las unidades.

 

 

Para la disposición del conjunto se ha seguido imaginariamente el dibujo de unas manos abiertas, Chillida 1985, que definen la posición de los árboles y el tratamiento de la topografía del entorno.

 

 

En la parte inferior del tubo de cada árbol se dispone el urnario, con ocho repisas dispuetas verticalmente, que se protegen con una puerta mimetizada en el plano del perfil. La sección transversal responde a criterios estructurales aunque su forma tiene un guiño picassiano. En su desplazamiento vertical realiza una torsión rodeando el tubo y dándole un perfil dinámico y esbelto.

A media altura tiene unas perforaciones ocupadas con vidrio de colores que provocarán reflejos en el suelo.

 

 

El lugar elegido para el Bosque de la Vida es un claro junto al embalse situado en una ladera próxima a los edificios del Campus

El suelo formará un paisaje con los alcorques en perspectiva, los colores reflejados desde lo alto y el plano de agua de la laguna. Pero también habrá un paisaje sonoro, creado por el tintineo de los filamentos de acero y el silbido del viento al atravesar los tubos.

En el centro hay un árbol, un olivo, testigo de la temporalidad del lugar y junto a él un banco, que recordará es barca que Dante convirtiera para realizar el último viaje.

 

 

 

 

 

Fecha de la última modificación: 17/02/2014